21 marzo, 2012

Minería Informal en Madre de Dios. ¿Napalm o desarrollo?


Foto: RPP


¿Cómo enfrentar el grave problema de la minería informal? ¿Tratarlos simplemente como delincuentes, o reconocer que también subyace un complejo problema social? Si las autoridades gubernamentales aplican el primer método, entonces no nos extrañaría que el conflicto se agrave aún más y que la sangre llegue al río literalmente. De ahí a echarle napalm a los protestantes ─como pedían desatinadamente algunos inefables personajes─ estamos a un solo paso. Sería gestionar torpemente el conflicto y un retroceso hacia las viejas prácticas del segundo alanismo que ocasionaron 191 muertos. Humala lleva cuatro.

Tampoco estoy planteando que les pongamos alfombra roja y una tacita de café a las hordas de mineros ilegales. Nada más lejos de la verdad. No se puede ser condescendiente con una minería que está fuera de control, donde no hay pago de regalías, ni de canon, donde explotan a trabajadores adultos y niños, y que contamina el medio ambiente con impunidad. Pero lo que sí debemos comprender es que la solución no llegará mediante una bota militar o el rastrillar de las armas. El tema es más complejo. Allí están las cifras. Según el último censo del 2007, el 40% de la PEA (Población Económicamente Activa) del distrito de Madre de Dios se dedica a la actividad minera. ¡40%! Mientras que en el distrito de Huepetuhe es del 22%. Ambos distritos pertenecen a la provincia del Manu. La situación es similar en la provincia de Tambopata. En los distritos de Inambari y Laberinto, la agricultura sigue siendo la principal actividad económica pero la actividad minera ocupa el segundo lugar, con 20 y 16% respectivamente.

Es decir, estamos ante una región que tiene a la pequeña minería como su principal actividad de sobrevivencia. Y esta afirmación se consolida con otra cifra del censo de 2007: el 41% de la población de Madre de Dios inmigró desde diferentes lugares del Perú. Migrantes que ahora se dedican a la minería aurífera. Si el gobierno de Humala continua con la prohibición y persecución de la minería ilegal: ¿Cuál será la actividad económica alternativa a la que se dedicarán miles de mineros informales? El gobierno de Humala está obligado a tener una estrategia que plantee un desarrollo económico alternativo en la región. Una estrategia que funcione de manera paralela a la interdicción. ¿Existe esta estrategia? No.

El problema de la minería en Madre de Dios se vuelve más complejo cuando descubrimos que varias empresas mineras formales grandes son las que sostienen y financian a los pequeños mineros informales. El exviceministro del Ambiente, José De Echave lo reveló hace un tiempo: que las actividades mineras formales e informales coexisten y en algunos casos se conectan. Incluso el economista neoliberal Miguel Santillana ─a quien nadie acusaría de antiempresarial─ denunció en su momento que existe un oligopolio de 8 a 10 empresas formales que se benefician de la comercialización del oro producto de la minería informal de Madre de Dios. Estas empresas habilitan con explosivos, maquinaria, combustible, pago de planillas y alimentos a los campesinos que extraen la roca y que realizan el primer proceso con mercurio. ¿Quiénes son estas empresas? ¿Cuál es su poder? ¿Por qué no las sancionan y las cierran?

Pensar en un desarrollo para Madre de Dios, enfocado en la agricultura, en la actividad forestal, el turismo e incluso una minería artesanal mínima y bien controlada, significa pensar también en el camino que debe tomar el Perú en su transición hacia otras actividades no-extractivas. Los precios altos de los minerales no durarán para siempre y están generando una dependencia tóxica y cortoplacista. Madre de Dios debería ser ese primer paso para buscar otras alternativas al extractivismo.




1 comentario:

  1. la mineria informal en el peru , es una de las fuentes economicas mas importantes, que mueve fundamentalmente el comercio , transporte, y otros pero sin embgargo hoy se ha visto limitado en cuanto a su explotacion, sugiero que el govierno deveriaq dar facilidades para la formalizacion rapida y racional .

    ResponderEliminar